Cuarentena Covid19

Consejos para hacer home office y no morir en el intento.

Por Daniela Moros – Digital Marketeer en iSunny

 

Durante estos días de pandemia, crisis y cuarentena a causa del Coronavirus, lo que antes parecía imposible para el mundo, hoy está de moda obligada en muchas compañías tradicionales, y es trabajar desde la comodidad de casa, sin ir a la oficina, sin tráfico, con menos estrés. Esta una forma de trabajo mejor conocida como home office o teletrabajo.

Sabemos que ha sido un cambio brusco y rápido para muchos, quienes tienen que adaptarse a esta nueva manera de cumplir con sus responsabilidades mientras transcurra este periodo de aislamiento.

Quizás no es sencillo, y es porque llevas muchos años de tu vida con el hábito de trasladarte a tu lugar de trabajo, saludar a tus compañeros, y no de cruzar una habitación a otra en casa para empezar tus ocupaciones y que solo tu perro te acompañe.  Pero no te preocupes, por eso decidi hacer este artículo con consejos que te ayudarán a triunfar durante esta jornada y a estar preparado para las empresas de un futuro muy cercano.

  1. Ubica un espacio y forma tu oficina: Aunque trabajar desde casa sea cómodo, es una actividad que no deberías realizar desde cualquier lugar de tu hogar, hay que ser profesionales y ordenados, por ello es importante que cuentes con una oficina o lugar de trabajo, ubiques una silla y una mesa o escritorio, así como todo lo que necesitas para llevar con éxito tu labor, una cartelera con recordatorios o un calendario de cosas por entregar.
  2. Habla con tu familia sobre tu compromiso laboral: Es normal que sí tu familia se encuentra en casa, te distraigan mientras tú tienes poco tiempo para enviar un reporte al cliente, por ejemplo. La concentración quizás es uno de los puntos más difíciles de este tipo de trabajo, por ello tienes que hablar con tu familia acerca de tu responsabilidad y del tiempo que le dedicarás, ya que tampoco hay que descuidar a la familia, es cuestión de equilibrio y que ellos comprendan tu rol. Conversando seguramente te entenderán.
  3. Prepárate para tu jornada: Nada como despertarse con una buena actitud y prepararse para un gran día. Despiértate temprano, tal como si fueras a tu oficina, dúchate, prepara tu desayuno, medita, haz ejercicio y vístete como para salir a la calle a trabajar, esto último le da una orden a tu cerebro de responsabilidad y compromiso. Nada de laborar en pijamas, eso es un mal hábito que solo te llevará a la flojera y no te hará rendir en tus funciones.
  4. Horario de trabajo: Esto es un punto muy importante, ya que de la organización parte la eficacia. Conversa con tu jefe y acuerden un horario de trabajo, en el caso de que labores para una empresa.
Teletrabajo o Home office

Teletrabajo o Home office

Si eres un profesional independiente, te toca a ti mismo establecer el tiempo que dedicaras a tus tareas, recuerda que debes trabajar las horas necesarias para cumplir con el objetivo, siempre respetando tu descanso.

  1. Ten una agenda o libreta: Una agenda o cuaderno te ayudará a planificar tus labores diarias, así como a resaltar las prioridades del día, y quizás también a anotar ideas que te pueden surgir en un momento y es muy útil que las escribas, ya que en el futuro se pueden convertir en algo muy positivo para tu empresa o cliente.
  2. Apaga las distracciones: Dile adiós al WhatsApp, al Instagram y a los memes de Facebook que tanto te gusta compartir. Puedes optar por alejar el teléfono o apagarlo.

En el caso de que tengas que comunicarte con tu equipo de trabajo a través de tu móvil, busca conectar las aplicaciones a la computadora y trabaja desde ella, tu celular es un gran distractor. Durante tus horas laborales solo concéntrate en temas de trabajo.

  1. Toma tu hora de break: Respeta tu hora de almuerzo. Come, reposa, descansa, quizás puedes leer un libro para despejar tu mente unos minutos y continuar luego con más ganas.
  2. Ten una constante comunicación con tu equipo de trabajo: La comunicación es vital siendo freelancer. Prohibido desaparecerte. Estas labores exigen mucho compromiso. Recuerda que estás a distancia, es necesario estar conectado durante tus horas de trabajo.

Con tu grupo busca establecer buenos canales comunicacionales para coordinar todas sus actividades.

Da lo mejor de ti: Debes comprometerte a dar lo mejor de ti en cualquier cosa que hagas. Revisar lo que termines dos o tres veces antes de enviarlo para asegurarte que está bien. La excelencia debe ser la meta diaria.

Fórmate: Aprovecha los ratos libres, si terminaste el trabajo antes del horario establecido, o no tienes nada que hacer luego de tu labor, y haz cursos digitales sobre tu nicho, lee libros, investiga sobre dudas que tengas, el secreto está en nunca dejar de aprender, allí está el crecimiento laboral y financiero.

La labor de un independiente exige mucho compromiso, responsabilidad, alta proactividad y profesionalismo, incluso más que un trabajo normal, donde la diferencia con éste es que te toca tomar muchas decisiones desde la independencia y desarrollar tus funciones sin un jefe al lado que te diga que hacer.

Pero te felicitamos por estar dando un paso al futuro, ya que, en muy poco tiempo cada vez serán más normales este tipo de empleos, a causa de la revolución digital, donde máquinas y robots están supliendo labores de personas, por ello es un salto de alegría que estés viviendo esta experiencia y aprendiendo; dentro de poco, podrías ser uno de los millones que trabajarán de esta forma o emprenderán su negocio digital, todo gracias al internet.

Esta extraordinaria coyuntura que ahora vive el mundo es lamentable en muchos aspectos, pero hay que cambiar un poco la mirada y ver qué aprendizaje o positivo le puede dejar esto al mundo, y podría ser una revolución de nuevos freelancers, así como el desarrollo de startups con modos de trabajo home office.

¿Tienes  alguna  experiencia que quieras contarnos?